priest    

Vida


Originario de Gambellara (Vicenza), lugar en el que nació el 11 de enero de 1803,  hijo de Pedro y Francisca Bellame, Juan Antonio Farina recibió la primera formación bajo la tutela de su tío paterno, un santo sacerdote que fue para él un verdadero maestro del espíritu además de su preceptor, ya que todavía no existían las escuelas públicas en los pueblos pequeños. A los quince años entró en el seminario diocesano de Vicenza donde asistió a todos los cursos distinguiéndose por su bondad y una particular aptitud para el estudio. A los 21 años, mientras todavía asistía a los cursos de Teología, fue destinado a la enseñanza en el mismo seminario, revelando así sus marcadas dotes como educador.

 

 

El 14 de enero de 1827 recibió la ordenación sacerdotal y poco después obtuvo el diploma que lo habilitaba a la enseñanza en las escuelas de primaria. En los primeros años de su ministerio se ocupó de varios encargos: la enseñanza en el seminario durante 18 años, la capellanía en la parroquia de S. Pedro en Vicenza por 10 años y la participación en distintas instituciones culturales, espirituales y caritativas de la ciudad, entre las cuales la dirección de la escuela pública primaria y superior

 

En 1831 dio inicio a la primera escuela popular femenina y en 1836 fundó las Hermanas Maestras de S. Dorotea Hijas de los Sagrados Corazones, un instituto de «maestras de auténtica vocación, consagradas al Señor y dedicadas totalmente a la educación de las niñas pobres». Poco después, quiso también que sus religiosas se dedicasen a las hijas de familias acomodadas, a las sordomudas y a las ciegas; más tarde las envió a la asistencia de los enfermos y de los ancianos en los hospitales, en los asilos y en sus domicilios. El 1 de marzo de 1839 obtuvo el decreto de alabanza del Papa Gregorio XVI; la Regla por él redactada permaneció en vigor hasta 1905, año en que el Instituto fue aprobado por el Papa Pío X, quien había sido ordenado sacerdote por el obispo Farina

 

               
               
               
 chapel              Santidad

La canonización de San Giovanni Antonio Farina se efectuó  23 de noviembre  2014.

               
               
               
 edit    

Pautas Metodológicas


  • De las Memorias Históricas del Fundador Mons. Giovanni Antonio Farina emergen los lineamientos que caracterizan la educación.
  • El "amor" es el móvil de todo maestro comprometido con la educación e instrucción consciente de la misión encomendada por Dios, la iglesia y la sociedad. La primera y más necesaria virtud para el educador es el amor”
  • La promoción humana de la mujer para una mejor inserción en la sociedad a través de una pedagogía de valores.
  • La realización de las posibilidades existenciales de la persona cimentada en el principio de toda sabiduría es el santo temor de Dios”, además de la práctica de las virtudes humanas, la vida sacramental y la devoción al Sagrado Corazón de Jesús.
  • El uso de “los métodos de transformación proyectados" para cambiar las actitudes negativas en positivas y progresivas prefiriendo la persuasión antes que el castigo.
  • El constante esfuerzo por conocer la naturaleza el cambio psicosocial, y las diferencias individuales de los alumnos para impartir una buena educación personalizada.
  • La atención particular a las alumnas más difíciles temperamentalmente, menos capaces e insubordinadas, descubriendo en ellas la persona de Jesús.
  • La autodisciplina y autodeterminación en un plano de libertad responsable mediante el lema. SUAVIDAD y FIRMEZA" sin menoscabar el principio de autoridad.
  • Buenas relaciones humanas caracterizadas por: “la constante afabilidad, la continua paciencia e imperturbable mansedumbre”.
  • El acompañamiento personal y comunitario con actitudes de vigilancia atenta, solicita, delicada, capaz de prevenir los daños físicos y morales antes que remediarlos.
  • "Jamás os canséis de estar con vuestras alumnas... tratadlas amorosamente, haceos pequeñas con ellas... custodiadlas”
  • Educación basada en el ejemplo. Los maestros modelos de vida incidirán en la formación de los educandos cuando tengan coherencia entre lo que dicen y hacen".
               
               
               
 dove            

Fuentes de la espiritualidad


Fue el amor a Dios el que empujó a San Giovanni Antonio Farina a la más alta y gozosa entrega de sí a Dios y a los pobres. Las fuentes en las que se consolida su espiritualidad, desde pequeño y que lo llevaron a consagrarse al servicio de Dios en los más pobres de su pueblo, fueron:

La devoción a los Sagrados Corazones de Jesús y de María, que caracteriza su espiritualidad, ellos con frecuencia son nombrados juntos, su anhelo ardiente es que todos conozcan y amen a Jesús y a María. El Corazón de Jesús es el lugar de encuentro con la vida y con el prójimo. En el Corazón impulsa a sus hijas a una atención tierna a la Virgen Madre amorosísima, es la experiencia que desde su infancia fue cultivando y que luego la supo transmitir.

La Eucaristía, es un enamorado de ella, es el centro de su vida. Jesús en la Santísima Eucaristía fue el consuelo y la fortaleza en los momentos más difíciles de su vida. A los pies del Sagrario encontraba la orientación y los consejos más seguros para seguir la misión.  Allí tomaron forma sus grandes ideales y se consolidaron sus sueños. De este amor eucarístico quiso que sus hijas fueran inflamadas y escribe: “Acuérdense que toda la perfección de la santidad se compendia en pocas palabras, mejor dicho, solo en una: Comunión diaria y basta”

La Palabra de Dios, su meditación diaria era como el agua que empapa la tierra y la fecunda. Allí se fundamenta su talento espiritual. De su boca fluían continuamente frases de la Sagrada Escritura, así nos lo atestiguan sus escritos. La riqueza espiritual que Farina ha legado a la Humanidad es el secreto para ser fiel a Dios. En la profunda dimensión de oración se encuentra el equilibrio entre contemplación y acción, entre el ser y el quehacer. La oración no solamente para la religiosa sino para todo cristiano es el alma de toda santidad.

               
               
               
loyalty            

La inteligencia de la caridad


La lectura sociológica de la obra de Farina muestra varios signos de esperanza en los diversos campos o realidades en los que manifestó, lugares de misión sin límites de ciudad o país, del mundo entero pues “La caridad no tiene confines…” 

  • La familia: Es un primer motivo de esperanza. Que actualmente sufre crisis de relación de pareja, de padres e hijos, el mismo núcleo familiar carece de un centro de referencia bien definido y fortalecido de significados fundamentales y verdaderos, como el amor, la fidelidad, la unión. 
  • La salud: Es otro motivo de esperanza, pues ha sido frecuentemente pisoteada por retrasos, despreocupación y discriminación.  
  • La política: En el sentido de la Iglesia, Mons. Farina nos señala como un compromiso para construir el bien del Estado, debiendo ser considerada la política como la “medida alta de la caridad” para el bien común de las personas, con ideales, con credibilidad y coherencia, descubriendo en todas las autoridades, el medio por el que Dios manifiesta su voluntad. Nunca propende a la oposición o el enfrentamiento.
  • El Trabajo: Generalmente considerado como ocupación, productividad, eficientismo, posibilidad para ganar y nada más, destruyendo las relaciones humanas por el arribismo personal en disminución del crecimiento y de la reciprocidad.
  • La escuela: Frente a una disminución del sentido de educar para la vida, de la capacidad y el gusto de descubrir en el niño aquello que le hace persona, acompañado de una falta de preparación, de mística o la incapacidad de los profesores que deben ser “educadores” y no transmisores de conceptos.
  • Solidaridad : Es otro motivo de esperanza, por la creciente convicción de la interdependencia social. 
  • Paz: como signo del respeto por la vida, a partir de que la conciencia de que la Vida o es de todos o de nadie. Una paz que exige cada vez más, el respeto riguroso de la justicia y, por consiguiente, la distribución equitativa de los frutos del verdadero desarrollo.

 

               
               
               
 favorite              Decálogo de san Giovanny Antonio Farina
  • Agradeced a Cristo por la vocación de maestro.
  • Amad al educando por encima de cualquier limitación humana.
  • Formad a los alumnos para que obren por convicción.
  • Evitad preferencias en el grupo.
  • Sed suaves y firmes a la vez.
  • Sed eficientes por los títulos y actualización constante.
  • Buscad la verdadera promoción de la persona.
  • Dad formación integral a los alumnos(as).
  • Integrad a la familia a labor educativa.
  • Sed modelos de integridad moral.
               
               
               
Miracle            

Milagro


El jueves 3 de Abril de 2014 el Papa Francisco ha firmado el decreto sobre el Milagro reconocido para la Canonización del Beato Giovanni Antonio Farina.

Kumari, una mujer joven con nueve meses de embarazo, pobre y analfabeta, que vivía en un pequeño pueblo del estado indio de Andhra Pradesh, le había pedido a Dios que salvara su vida, recurriendo a un padre que nunca conoció, pero que las hermanas Doroteas le habían sugerido que invocara Siempre había sostenido en la mano la estampita toda arrugada, mirando la foto del Obispo que le había dado tanta fortaleza cuando la dejaron dar a luz sola en una habitación pequeña y aislada, sin un médico ni un equipo necesario, porque “ella estaba infectada", habían dicho.

En la aldea de Kuchipudi son casi todos jornaleros que viven en chozas de tierra y paja mezclada con estiércol de búfalo, con el techo de hojas de plátano, agrupados en los cultivos de arroz de los terratenientes. Como todos los demás, también Kumari y su familia encuentran trabajo solamente en temporadas de siembra y cosecha de arroz, moviéndose de pueblo en pueblo. En las otras épocas del año, tienen que recurrir a todas las posibilidades que se les presenten para encontrar lo necesario para sobrevivir.

Unas semanas antes del parto Kumari había solicitado a las hermanas el dinero para pagar el médico y los exámenes clínicos, la superiora le facilitó lo necesario y al mismo tiempo le apoyó sobre la cabeza una estampita del Beato Giovanni Antonio Farina, invitándola a que le pidiera la ayuda, le aseguró también que ellas (las hermanas Doroteas) iban a rezar con fe para alcanzar esta gracia. Así que, mientras Kumari se encontraba en peligro de muerte en el hospital y desahuciada por los médicos, en su pueblo la gente se reunía todos los días en la Iglesia para orar.  Y cuando en el momento del parto las condiciones de Kumari se agravaron, ellos incrementaron la oración también con la Adoración Eucarística y el ayuno. Oraban juntos, católicos y protestantes, parientes y amigos y también aquellos que, hasta entonces, no habían nunca entrado en una Iglesia. A pesar de las predicciones de los médicos el 02 de septiembre de 2001 nació prematuramente  una niña sana y el parto se resolvió de un modo  inexplicablemente positivo. Después del parto las  condiciones de Kumari se  agravaron por el aumento de la  hepatitis y de otras  complicaciones, pero unos días después la mujer regresó a su  casa completamente curada,  junto con su pequeña hija que  fue bautizada con el nombre de Giovanna, en memoria de su  Santo Protector. La madre contó que pocos momentos  antes del parto ella vio  “aquel padre”; una figura vestida de  blanco que le daba  fortaleza y mucha paz.

 

               
               
rosary for praying            

Oración


Tú, Señor has hecho de su larga vida la medida de una caridad universal, has dado a San Giovanni Antonio Farina, la gracia de donarse a los pequeños, a los pobres y a los enfermos.

El respondió viviendo con humilde valentía tu Evangelio, llegando a ser en la Iglesia imagen viviente de tu amor.

Concédenos, Señor, por su intercesión la gracia que necesitamos.

(Tres Gloria al Padre)  

               
               
               
broken link            

Suore Maestredi S. Dorotea Figlie dei Sacri Cuori


 

Ver mas rojo

 

  

 

 

 

 

© 2016 - Santa Bertilla Boscardín - Calle 78B Nº 75-181- 4030060 - Todos los derechos reservados - Powered by: Invertech.com